Incienso y Reiki

05/11/2009 Comentarios desactivados en Incienso y Reiki

incense-in-sand-2

El incienso[1] (del latín incensum, participio de incendere, ‘encender’) es una preparación de resinas aromáticas vegetales, a las que a menudo se añaden aceites esenciales de origen animal o vegetal, de forma que al arder desprenda un humo fragante con fines religiosos, terapéuticos o estéticos.

La historia del incienso es milenaria. Encontramos referencias en las diferentes culturas de la Antigüedad: en el Antiguo Egipto, tanto en el Lejano Oriente como en la India, en el Medio Oriente, en la América precolombina, en Europa y prácticamente en la mayor parte del mundo.

El incienso tiene múltiples usos, pero para nosotros como reikistas es una interesante herramienta en los tratamientos. El humo, que desprenden las sustancias que componen el incienso al ser quemadas, logra dos objetivos muy útiles en la sanación energética:

Por un lado hacen que la mente, tanto del paciente como del terapeuta, se concentre mucho más en el acto de sanación.

Por otro lado, ayudan a mover la energía: elevando la vibración del terapeuta, con lo cual, éste puede captar más energía de alta frecuencia. También ayuda al paciente a mover su campo áurico, por lo que acepta mejor la energía de alta frecuencia que el terapeuta está introduciendo en su campo áurico y le ayuda a expulsar la energía mal calificada que tiene incrustada en su aura. Por último, mantiene en moviendo toda la energía del lugar donde se hace Reiki, esto ayuda a mantener “limpio” el lugar donde se realiza las terapias de sanación.

El incienso puede ser clasificado en dos grandes grupos:incienso-21

a) El incienso que compramos:

El incienso que compramos puede venir en muchos formatos, en especial en varillas o conitos. La mayor parte de las veces, estos conitos o varillas especifican la sustancia principal de su composición: rosa, vainilla, mirra, sándalo, reina de la noche, etc.

Tienen, también, bastantes ventajas: son muy cómodos de usar porque basta con una cerilla y un lugar donde se quemen con tranquilidad. Huelen bien en un 80% de las veces, son baratos y se encuentran fácilmente en las tiendas.

El mayor problema de estos inciensos es que en muy pocas ocasiones sabemos realmente cómo fueron hechos, cuántos gramos tiene de la sustancia principal (muchas veces están compuestos sólo de aserrín, colorante, aceites esenciales de baja calidad y algún componente que sea combustible). Otro de los inconvenientes es que, al no saber exactamente su composición, su utilidad mágica disminuye, porque no sabremos cómo afectan dichas sustancias al aura o sustancia astral que queremos afectar.

mortarpestle

b) El incienso que hacemos en casa:

Estos inciensos artesanales sonn -principalmente- como una mezcla de sustancias molidas para ser quemadas sobre carboncillo al rojo. (Evidentemente se pueden hacer conitos o varillas, pero casi todos nos conformamos con moler, consagrar y utilizar).

La mayor ventaja es que podemos controlar los ingredientes y la cantidad exacta de sustancia que utilizaremos en cada caso. Así, podemos adaptar de forma bastante exacta las recetas a cada una de nuestras necesidades.

Es un poco más liosa su “fabricación” porque incluye la selección de ingredientes dependiendo de lo que buscamos, medir, moler y consagrar los ingredientes. Luego hay que manipular las pastillas de carbón de autocombustión y llevar al rojo vivo el carbón, para luego esparcir poco a poco nuestro incienso consagrado sobre el carbón al rojo.

Algunas veces nuestras mezclas no huelen muy bien. Muchas veces las hierbas fragantes -ya secas y molidas- cuando se queman huelen a paja quemada… algunos ingredientes definitivamente huelen fatal…

También puede ser, eso sí, que acertemos y creemos un incienso muy fragante que perfume deliciosamente los ambientes: ensayo y error, mucha paciencia y tomar siempre nota de cada experiencia es la mejor forma de aprender a utilizar esta hermosa herramienta.incienso-nag-champa-15gms-solo-132-cajitas-300x164

Nosotros recomendamos ampliamente el último tipo, porque al fin y al cabo, es el que mejor da resultados. De todas formas, sugerimos que todos tengamos a mano incienso comprado con nuestros aromas preferidos. Normalmente la línea de Nag Champa o Darshan dan muy muy buenos resultados y les agradan a casi todo el mundo. De todas formas, si preferimos comprar con algún olor determinado, los que son peculiarmente útiles para la sanación son estos: rosa, romero, incienso puro, sándalo.

069s

Como una lista, muy incompleta, presentamos las siguientes correspondencias para que la tengan de referencia ¡pero confirmen que es de buena calidad antes de comprar!:

  • Ámbar: se considera antiestrés y ayuda en regresiones.
  • Jazmín: estimulante y muy lunar, ayuda a la adivinación o viajes astrales.
  • Pachulí: ideal para la meditación, estabilizador de la salud.
  • Pino: refrescante, despeja la mente, ayuda a la concentración.
  • Eucalipto: antiestrés, aumenta el optimismo y la salud.
  • Violeta: relaja, y estabiliza anímicamente.
  • Lavanda: induce la paz.
  • Franquincienso: meditación y purificación.
  • Rosa: amor, amarse a uno mismo, elevación espiritual.
  • Jengibre: ayuda mover la energía de los lugares o personas.
  • Cedro: Un toque de limpieza, valentía y purificación.
  • Sándalo: protección, salud.
  • Mirra: protección, espiritualidad y sensibilidad.
  • Gardenia: alivia penas de amores, separaciones.
  • Coco: protección, purificación, ayuda al éxito.
  • Sangre del Dragón: protección, aumenta la potencia sexual.
  • Canela: excita los sentidos, atrae el amor, dinero y éxito.

incense_holder

Por otro lado, acá ofrecemos alguna recetas de inciensos de sanación artesanales que a nosotros nos han dado muy buenos resultados. Los cuatro primeros son de Scout Cunningham[2] y las otras dos son nuestras. Esperamos que los prueben, porque un poquillo de esfuerzo aporta muchísimos en las terapias (recuerden preguntar al paciente qué le parece el incienso, porque ¡no queremos que le dé un ataque de asma en la mitad de la terapia!):

Receta 1:

  • 1 parte de romero
  • 1 parte de bayas de enebro

Receta 2:

  • 2 parte de mirra
  • 1 parte de canela
  • 1 parte de azafrán

Receta 3:

  • 3 parte de mirra
  • 1 parte de pétalos de rosa
  • 1 parte de eucalipto
  • ½ parte de azafrán
  • 3 gotas de aceite esencial de cedro

Receta 4:

  • 3 parte de romero
  • 2 parte de nuez moscada
  • 1 parte de cedro
  • 1 parte de clavo
  • ½ parte de melisa
  • ½ parte de semillas de amapola
  • 3 gotas de aceite esencial de pino
  • 3 gotas de aceite esencial de almendra

Receta 5:

  • 3 parte de incienso puro (olíbano, franquincienso)
  • 2 dos partes de pétalos de rosa
  • 2 partes de agujas de romero
  • 2 partes de madera sándalo

Receta 6:

  • 2 parte de incienso puro (olíbano, franquincienso)
  • 3 gotas de aceite esencial de eucalipto
  • 3 gotas de aceite esencial de cedro

incense-burner


[1] No debemos confundirnos con el incienso puro, franquincienso u olíbano: Gomorresina en forma de lágrimas, de color amarillo blanquecino o rojizo, fractura lustrosa, sabor acre y olor aromático al arder. Proviene de árboles de la familia de las Burseráceas, originarios de Arabia, de la India y de África, y se quema en las ceremonias religiosas. (s.v. Incienso, DRAE)

[2] Scott Cunnigham. INCIENSOS, ACEITES E INFUSIONES. Recetario mágico. Llewellyn Español, U.S.A. 1999.


 

Anuncios

Los comentarios están cerrados.

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo Incienso y Reiki en El Jardín de la Conciencia.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: